Manualidades fáciles en tela (III): burlete

burlete


Antes aprendimos cómo hacer un saquito  de fragancias y hoy vamos por más. Por las dudas, que en distintos países tenga otro nombre vale la pena aclarar de qué estamos hablando. Llamamos burlete a un cilindro de tela, a veces decorado que rellenamos con algún material pesado (en general con arena limpia) para evitar que el viento entre a nuestra vivienda, tal como vemos en la imagen tomada de yollegoafindemes.


Puede usarse tanto en ventanas como en puertas y su utilidad es tal que una vez que hagas uno de ellos querrás disponer de algunos más para tu hogar. Veamos qué materiales precisamos y cómo realizarlo.


Material



  • Trozo de tela (largo 6 cm más que la puerta y alto 25 cm)
  • Arena seca (cantidad necesaria)
  • Retazos de tela (para decorar)

Confección


Cose a máquina la pieza de tela por el revés en una de sus alturas y el largo que queda descosido. Da vuelta la pieza y decora de acuerdo a tu creatividad y sector de la casa donde será destinado (por ejemplo, en el caso del dormitorio de los niños, ponerle orejas largas, un par de ojitos y un hocico como un perro “salchicha” es ideal).


Rellena con la arena seca y cose a mano el otro extremo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*