Sales de baño caseras


Un buen baño después de un día duro de trabajo o antes de una cita especial es uno de los mejores y más saludables placeres. Puedes optar por la utilización de geles espumosos para relajarte en la bañera de casa o bien dejar que las burbujas cosquilleantes de un jocuzzi consigan eliminar el agotamiento de la jornada.


Puedes darles el color que quieras y perfumarlas con aceites esenciales que, además de dejan una suave fragancia en tu piel, tendrán efectos benficiosos sobre tu organismo.Cómo tener un baño aromático personalizado, esta receta te sirve para preparar cualquier clase de sales de baño. Escoge el aceite esencial según el beneficio que quieras obtener.


Ingredientes:



  • sal marina gruesa
  • aceite esencial de una planta aromática
  • alcohol de 96°
  • agua destilada
  • colorante alimentario

Preparación:


1. Echa la sal en un recipiente.
2, Mezcla el colorante alimentario que hayas escogido con el agua destilada, el alcohol y unas gotas de aceite esencial.
3. Remueve con una espátula.
4. Extiende la sal ya coloreada sobre un papel de estraza absorbente.
5. Envuélvela, deja secar durante una hora y envásala en tarros.


En el momento del baño vierte un puñado de las sales en la bañera. ¡Disfrútalas!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*