Cojines artesanales

Hacer cojines


Los cojines artesanales pueden ser una excelente forma de decorar un sofá, un sillón o una silla con una manualidad. Hacer almohadones es una tarea bastante sencilla, que no requiere de muchos materiales. Así podrás darle un toque único a la ambientación de tu hogar.


La variedad de cojines es casi infinita. Además de los distintos materiales que pueden usarse, es posible crear todo tipo de estampados en almohadones de diversas formas (cuadrados, redondos, etc.).


En general se pueden distinguir tres partes de un cojín: su funda exterior, su funda interior y su relleno. La labor de crear cojines, pues, se basa en coser las fundas para proteger el relleno. El resto de la tarea será dedicarse a la decoración.


Al ser la única parte visible, la funda exterior será la responsable del acabado del cojín. Además es importante que sea resistente, ya que será la tela que estará en contacto con el exterior.


Hacer un almohadón


La funda interior, en cambio, puede ser fina ya que su función es recubrir el relleno. Una tela de algodón será apropiada. Para el relleno, el mismo algodón es una buena opción, al igual que la lana o las plumas. La idea es que sea un material blando que resulte cómodo.


Con esto en mente, ya podemos hacer cojines artesanales. Supongamos que queremos desarrollar un cojín cuadrado. Primero tendremos que seleccionar una tela para la funda exterior y cortar cuatro trozos. Coceremos por tres lados y dejaremos una abertura para introducir el relleno, que puede ser algodón dentro de la funda interior. Finalmente sólo debemos coser el lado que faltaba cerrar.


En BlogManualidades.com: Almohadón patchwork


Imagen 1 Flickr CC Antípodas
Imagen 2 Flickr CC AniKa Mexico

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*